ESTUDIO LOGITUDINAL, DE NIÑO A ADULTO SUPERDOTADO, ALGUNAS CONCLUSIONES

Seguimiento de un caso de niño superdotado longitudinalmente

Por mi temprana especialización en el tema y por todos los años que llevo en ella, tengo la posibilidad de hacer seguimiento de personas que, siendo identificadas y evaluadas cuando eran niños, ahora son adultos y seguimos manteniendo contacto; son los que yo llamo estudios longitudinales, y de ellos consigo extraer conocimientos sobre qué actitudes y campos benefician el desarrollo de sus capacidades y qué acontecimientos o actitudes los perjudican.

 A Luis lo conocimos cuanto tenía 9 años. Muy inteligente, le gustaban los ordenadores, y estaba desadaptado académicamente; sufría  hipocondría; la adaptación curricular nunca fue suficiente y siempre necesitaba más apoyo emocional (que le daban su familia y sus compañeros de clase y calle) para seguir adelante en los estudios. El tiempo pasó y sus hobbies e intereses fueron variando (informática, juegos de rol);  conociendo sus capacidades y teniendo sus padres posibilidades de ofrecerle estudios superiores, éstos querían que estudiara informática, y el chico se matriculó, asistió un trimestre y, ya sin adaptación curricular, volvió el fracaso y la fobia escolares, así como los trastornos de ansiedad y físicos.  Probó otros frentes formativos, cursos específicos, módulos de FP, y tuvo que ir bajando el nivel para no sufrir emocionalmente. Mientras tanto,  la informática seguía siendo su mayor  afición y fuente de alegrías y, de forma autodidáctica, él aprendía lo que quería. Después de muchas vueltas, ha terminado un ciclo formativo que le ha enseñado poco, y Luis, por su cuenta (sin presión y por interés) ha aprendido todo lo demás.

Actualmente, programa y también monta ordenadores. Trabaja en lo que le gusta y como le gusta.

CONCLUSIONES:

1) Positivas: actualmente, tiene bastante saciados sus intereses y se encuentra  estable en sus emociones. Se puede decir que es feliz. 2) Negativas: lo que podía haber hecho en un desarrollo lineal lo ha conseguido a base de dar vueltas y sufrir estrés y fracaso académico repetidas veces.

Señalar que ha necesitado un apoyo familiar muy fuerte, económico y afectivo, para poder asentarse.

Con suerte, en el futuro, si disfruta con lo que hace a nivel profesional, irá generalizando su motivación a otros aspectos que, de pequeño, dejo atrás (lectura, amigos, estudios, etc).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *