UN RETO MUY IMPORTANTE PARA TODOS: MANTENER EL CONTROL EMOCIONAL ANTE EL CORONAVIRUS

 

Tenemos, actualmente, un gran desafío social y personal, que atañe a la salud (tanto física como psicológica) y mueve nuestra «zona de seguridad» ante la incontrolabilidad del contagio y, con ello, del presente y el futuro de la vida de todos nosotros, por las repercusiones (sanitaria, económica,…) en todos los sentidos que esta pandemia conlleva.

La incertidumbre y el encerramiento involuntario no son, precisamente, aliados en el cerebro del ser humano; no obstante, se lleva mejor si lo sostiene la MOTIVACIÓN (la que siempre ha movido al mundo) y, en estos momentos, tod@s hemos unificado posiciones al respecto: nos quedamos en casa y nos sacrificamos por nosotros mismos, por nuestros seres queridos y por tod@s los que vivimos en este planeta, porque es un gesto absolutamente necesario y solidario.

Aquí os voy a proponer algunas orientaciones acerca de cómo mantener más y mejor la serenidad ante estas circunstancias tan duras:

1.- En primer lugar, ACEPTAR esta situación que tiene un carácter tan excepcional y que supone un parón mundial sin preaviso, no oponernos a ella. Cuando se restablezca la vida cotidiana de cada uno, habrá tiempo de retomar tantas cosas que ahora mismo se han quedado paralizadas. Probablemente, “volvamos a la vida”con más ímpetu e ilusión que nunca y sepamos valorar mucho más lo que antes teníamos y no le dábamos importancia “porque estaba ahí” y “era algo normal”. Es momento de hacer balance, reflexión personal y colectiva, es un reseteo personal y colectivo lo que estamos viviendo.

2.- Probablemente, tengamos momentos cambiantes de estado de ánimo durante el día y según pasen los días: dejemos que esas emociones negativas o desagradables afloren (podemos hablarlo con algún familiar, amigo,…o llevarla con nosotros),  pero que no interfieran en lo que tengamos pensado hacer en el día: aún con la emoción negativa de tristeza, rabia, impotencia, frustración, ansiedad,…somos capaces de no fusionarnos con ella y hacer las actividades que ese día queríamos hacer (pasar un buen rato viendo una peli solo o en familia; trabajar telemáticamente; jugar con nuestros hijos; hablar con nuestros seres queridos o  con los amigos; hacer comiditas ricas y disfrutar cocinando; practicar ejercicios de estiramiento, yoga, ciclostatic, elíptica,…; hacer eso que hacía tiempo teníamos olvidado o no podíamos llevar a cabo por el ritmo de la vida cotidiana (tocar un instrumento musical, dibujar, escribir, leer, hablar con nuestros amigos virtualmente en grupo,…).

3.- Procurar descansar sin olvidar continuar con rutinas (los hábitos de siempre que podamos mantener) que nos hagan sentir bien y/o nos aporten sensación de autoeficacia: por ejemplo, los estudiantes, seguir con sus estudios on-line; los profesionales de cualquier tipo, desarrollar su creatividad y aprovechar para mejorar su trabajo de alguna manera (ahora tenemos ese tiempo que antes nos faltaba);….

4.- Centrarnos, respecto al contagio del virus (de nosotros mismos, de los seres queridos y personas de nuestro entorno), en los recursos que tenemos para amortiguarlo y no entrar en pánico por algo que depende de nosotros hasta cierto punto. Lo mejor que podemos hacer es tener las emociones en calma para que nuestro sistema inmune esté preparado para afrontar lo mejor posible la entrada de cualquier agente externo.

5.- Procura pensar lo menos posible en un futuro catastrófico. Sitúate en el presente y vive lo bueno que te traiga con intensidad: ríe, canta, disfruta con tus hijos, escucha música, haz deporte,…

6.- Tengamos cuidado con lo que hablamos: procurar no negativizar la situación más de lo que ya está. Dramatizar no, sí ser realistas; ahora es momento de aunar fuerzas para construir, no de destruir.

7.- Si entras en pánico, respira abdominalmente y espera a que pase; no te asustes, pasará solo si dejas de centrarte en las sensaciones negativas que te produce (sensación de falta de respiración, de que te estás volviendo loco/a, de que no lo puedes soportar,…). Si ves que se prolonga en el tiempo, llama a urgencias y ellos sabrán cómo ayudarte.

8.- Intenta estar en comunicación con los demás: ahora más que nunca nos necesitamos unos a otros. El cariño, el saber que puedes hablar con tal persona, la empatía con el otro y viceversa, es el mejor remedio a una situación de crisis globalizada como la que estamos viviendo. COMPARTIR con los demás lo que llevamos dentro.

9.- Cree en ti, en tu capacidad de resistencia y de inventiva para llevar lo mejor posible esta situación de cautiverio.

Ya sólo me queda desearos lo mejor en esta situación, ¡¡ MUCHO ÁNIMO y a demostrarnos todo lo bueno que llevamos dentro!!

 

4 Comments

Inma

Hola Marisol
Me ha encantado tu artículo. Tenemos a mano todo tipo de literatura con consejos acerca de lo que estamos viviendo pero ninguno ha demostrado tanta ternura como el tuyo. Se nota el amor que pones en cada palabra. Asi que te pediría que siguieras reconfortándonos con más artículos como éste,que llegan directamente al corazón.
Muchísimas gracias

Reply
Marisol Gómez

Hola, Inma:
Gracias infinitas a ti y a personas como tú que me alentáis a continuar escribiendo, informando, sensibilizando y ayudando (en la medida de mis posibilidades) como profesional de la psicología.
Este artículo es un tanto especial, porque es producto de tod@s, de lo que me inspiráis al empatizar con vosotr@s y darme cuenta del sobreesfuerzo que se está haciendo por superar esta situación tan delicada que tod@s estamos viviendo a nivel mundial.
Todo esfuerzo es poco para aportar un granito de arena.
Seguiré escribiendo más artículos.
Un abrazo muy fuerte.
Marisol Gómez

Reply
Adan

Gracias MariSol por tu generosidad al compartir tus conocimientos y tu experiencia.
Cada cual sacará el provecho de tu orientaciónes y todos aprenderemos a dar lo mejor de nosotros mismos como tu lo haces.

Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.